Conociendo el reglamento: El árbitro

El tenis de mesa es un deporte apasionante que requiere de sus practicantes una gran agilidad para desplazarse en milésimas de segundos a una posición estratégica que les permita devolver eficientemente la pelota de 2,7 gramos y 40 mm de diámetros que viaja a más de 200 kilómetros por hora. Como todo deporte organizado tiene un reglamento que se tiene que cumplir para que se compita en igualdad de condiciones y sin ventaja para ninguno de los jugadores.

Los árbitros, al igual que los jugadores, tienen la habilidad de reaccionar en fracciones de segundos para determinar el resultado de una jugada, punto o anulación, de acuerdo a lo estipulado en el reglamento de tenis de mesa vigente.

Se nombrara un árbitro para cada partido o encuentro, que tendrá entre sus responsabilidades: comprobar la legalidad del equipamiento y condiciones de juego, e informar al juez general de cualquier deficiencia; proceder al sorteo para la elección del servicio, recepción y lados; decidir si los requisitos de la regla de servicio se pueden atenuar para un jugador con discapacidad física; controlar el orden del servicio, recepción y lados, y corregir cualquier error en los mismos; decidir el resultado de cada jugada como tanto o anulación; anunciar el tanteo de acuerdo al procedimiento especificado; introducir la regla de aceleración en el momento adecuado; mantener la continuidad del juego; tomar las medidas previstas en caso de incumplimiento de las reglas sobre consejos o comportamiento; decidir por sorteo que jugador, pareja o equipo cambiará su camiseta, si los jugadores o equipos oponentes tienen una camiseta similar y no se ponen de acuerdo,en quién de ellos se cambiará; asegurar que sólo las personas autorizadas están en el área de juego. Los jugadores están bajo la jurisdicción del árbitro desde el momento en que llegan al área de juego hasta que salen de ella.

Logo de la Comisión Nacional de Arbitraje

Cuando un árbitro actúa solo su decisión es definitiva sobre todas aquellas cuestiones de hecho que pudieran producirse durante un partido o encuentro, y sobre todo los aspectos relativos al servicio; es responsable directo de cronometrar la duración del juego, pero cuando se tenga que introducir la regla de la aceleración será necesaria la intervención de otro arbitro que actuara como contador de golpes.

Ningún acuerdo entre jugadores, en una prueba individual, o entre capitanes de equipo, en un encuentro, puede modificar una decisión tomada por el oficial del partido responsable sobre una cuestión de hecho. No se puede apelar al juez general contra una decisión tomada por el oficial del partido responsable sobre una cuestión de hecho. Se puede apelar al juez general contra una decisión tomada por el oficial del partido sobre una cuestión de interpretación de las Reglas o Reglamento, y la decisión del juez general será inapelable.

Por: Lic. Richard E. Marín M. – IU 16259

Comisionado Nacional de Arbitraje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *